Páginas vistas en total

viernes, 1 de febrero de 2019

PROTODICTADURAS, DICTADURAS Y TIRANÍAS




Dictador, ra   Del lat. dictātor, -ōris. Real Academia Española
1.En la época moderna, persona que se arroga o recibe todos los poderes políticos y, apoyada en la fuerza, los ejerce sin limitación jurídica.
2. Persona que abusa de su autoridad o trata con dureza a los demás.
3. Entre los antiguos romanos, magistrado supremo y temporal, que se nombraba en tiempos de peligro para la república.




-->


Los símbolos con los que adornan a los presidentes al asumir  su cargo en nuestros países; banda, escudo de oro al pecho, medallas, espada de Bolívar y la colocación de un retrato con estos símbolos en todas las entidades públicas (a principio de siglo XX algunos artistas los retrataban con corona de laurel y capa al más puro estilo napoleónico) ya predisponen a la obediencia y sumisión y a hacer creer a los gobernados que este hombre está muy por encima de ellos.  Ya la antropología ( Leslie White 1940 citado por  Demetrio Brisset Martín en artículo Los Símbolos del poder)  
 denominó a los seres humanos como animales simbolizantes por la influencia que tienen los símbolos en nuestra sicología. La asunción al poder de un hombre comienza en el acto de su proclamación y a partir de ahí se le empieza a escuchar a hablar de  el pueblo por encima del cual se coloca y a los que sustituye en la toma de decisiones.  Empieza así una evolución del gobernante que, de acuerdo a su personalidad más o menos democrática, más o menos narcisista, más o menos moral, determinará el estilo de su gobierno.
Puede parecer falaz que uno se detenga en este análisis cuando en Venezuela lo que es urgente es un cambio de gobierno y la sustitución de un régimen a como dé lugar, pero nunca se está suficientemente resguardado de volver a caer en dictaduras y el ejemplo de la propia Venezuela es más que elocuente en este sentido. ¿Qué se ha hecho mal? ¿Es un fatum moral el que nos lleva a eso cíclicamente? ¿Cómo evitar que la tentación dictatorial afecte el modus de un gobernante? 
Ya hemos visto que con variantes, han llegado al poder en América Latina dictadores de derecha y de izquierda, civiles y militares y ya desde los años 40 Octavio Paz nos advertía sobre lo que él llamó la peste autoritaria que en el caso de los dictadores contemporáneos también llamó ogros filantrópicos  En los años 40, aún sin haber conocido la revolución cubana y estallado la ola de guerrillas de izquierda y gobiernos populistas que ésta generó y de la cual el ejemplo más señero es la revolución de Chávez ya Paz hablaba de las dictaduras y alertaba que no importaba su signo político y establecía un parangón entre la dictadura de Stalin y las dictaduras mexicanas para establecer que el denominador común entre ellas es la del ogro filantrópico y totalitario sin importar su signo ideológico y que todas están orientadas a formar ciudadanos sumisos e incondicionales, o sea, esclavos a su servicio, a los cuáles él guía y defiende en la lucha contra un peligro que puede acabar con la República y la paz y el bienestar de "su pueblo"  al que mantiene debiéndole siempre "los favores recibidos" y esperando por las constantes promesas.

¿Se puede pensar que Chávez  y el chavismo hacen alguna diferencia?

Algunos analistas, sobre todo aquellos que vienen del chavismo y ahora militan en el anti madurismo, pretenden exculpar a Chávez poniéndolo como el gran filántropo traicionado por Maduro.  Pretenden decir que como fue electo democráticamente,  en un primer momento, no es un dictador. Olvidan estos analistas que en el siglo XX se instauró un nuevo tipo de dictadura ( le dicen dictablanda, pero ¿cómo ponderar eso? ) que no es otra que aquella que genera un estado de corte presidencialista que otorga demasiado poder al presidente a través de las prerrogativas supra constitucionales ( indultos, partidas secretas, leyes habilitantes, control de cambio)  Un reyecillo. Así se han comportado como seudo dictadores muchos los presidentes que hemos tenido a lo largo de la historia republicana en América Latina,  elegidos o llegados  al poder mediante un golpe,  que es a mi juicio, la única diferencia.

Con estas prerrogativas especiales se genera un protagonismo excluyente ( Chávez llevó a extremos fatales para el país y su unidad. Sólo dos ejemplos: a. la inhabilitación, que no fue cesantía, de más de dieciocho mil trabajadores de la industria petrolera y b. la condena a la jueza Afiuni en una cadena de televisión, sin juicio)  van minando la institucionalidad con sus antojos, se va abriendo paso a la  manipulación de los poderes y la gestión de éstos se empieza a ver plegada a las decisiones del rey minando la eficacia operativa de los órganos del estado y su separación del Gobierno, dejando el camino libre a la corrupción.

Amparados en este tipo de Estado y en las prerrogativas que le otorga al presidente, todos unos en mayor medida que otros en cuanto llegan al poder van poco a poco corrompiendo la institucionalidad para su beneficio y poder actuar impunemente.

De esta manera, Chávez fue tan dictador como lo es Maduro y si no llegó a sus niveles de barbarie es porque no tuvo tiempo. Maduro, no es más que el colofón, el pico más alto, la punta del Iceberg de un proceso que empezó con las repúblicas y alcanza su punto más alto con Chávez y Maduro. ¿Aprenderán las naciones? Es triste pensar que no. Por lo pronto apelaría al menos por la modernización del Estado, un Estado que limite la actuación del presidente. Tal vez tanto entorchado, medallas y espadas de Bolívar los envilecen. Empecemos por los símbolos y avancemos más allá.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu mensaje deberá esperar por el moderador del blog para ser publicado