Páginas vistas en total

lunes, 14 de noviembre de 2016

"CON TODOS Y PARA EL BIEN DE TODOS" José Martí.

He visto con asombro un tuit y un retuit de personas que no conozco y, estoy seguro, no me conocen ni saben mi historia personal, que me tratan de opositor recalcitrante y de paso me acusan de defender a la oposición. Quien  lo retuitea agrega que  su revolución "... es tan Humana que incluimos a opositores recalcitrantes y les damos la oportunidad de soñar y realizar"  y usan un fotograma de DAUNA.Lo que lleva el río.


 Produce vergüenza, porque parten de errores de lesa cultura constitucional ambos tuiteros repitiendo consignas y lo peor, caen en la clásica segregación que pretende separar a las personas según su parecer político o lo que ellos piensan es la ideología de cada quien.  Caen en el "si no piensas como yo, eres despreciable y todo lo que te doy es porque yo soy magnánimo y altruista"  Pero, como se dice tan trilladamente por ahí: "respeto su derecho a decir lo que quieran", pero no respeto para nada sus opiniones y mucho menos acepto que me incluyan en grupos o bandos, calificándome y clasificándome.

Empecemos por nuestra película:   Fue realizada con un presupuesto conformado entre aportes de CNAC y dos productoras independientes venezolanas. No contó con aporte alguno de La Villa del Cine que sí es una productora del gobierno tampoco de ninguna institución pública ni partido político alguno.  El nuestro fue un proyecto aprobado por un grupo de lectura y evaluación de proyectos de CNAC, que es un organismo que maneja un fondo público resultado del aporte de todos los que hacen y divulgan el audiovisual en Venezuela. Estos son, productores independientes, cadenas de televisión, televisión por cable, vendedores de filmes piratas y otros. Todo el que tiene que ver con el audiovisual en Venezuela, aporta mediante un impuesto, el dinero con el que CNAC apoya al cine en Venezuela.  Entre estos aportadores hay personas de todas las ideologías y credos políticos y el CNAC no los separa en opositores y seguidores del gobierno. Son venezolanos que trabajan para y por el audiovisual y aportan para que tengamos un cine de calidad y variedad ideológica que es lo que define el carácter plural de una sociedad, según reza en nuestra constitución.

El dinero de FONPROCINE, es repartido con equidad y transparencia por un grupo de lectura y evaluación de proyectos y es fiscalizado por la dirección de Desarrollo de Proyectos de CNAC y el Comité Ejecutivo.  Tanto en el Comité Ejecutivo como en los Grupos de Lectura y Evaluación están representados todos los gremios del cine en Venezuela y, por lo tanto, están en él a través de sus representantes, todas las ideas y pensamientos políticos que hoy existen en nuestro país. El carácter plural de la gestión de CNAC es algo que nos enorgullece y que defenderemos desde los gremios ( la constitución nos lo garantiza) para que nuestro cine tenga la variedad temática y estética que le ha ganado la admiración de los públicos de todo el mundo.

Ahora voy conmigo:  Hace más de veinticinco años llegué a Venezuela y desde el primer día los venezolanos me recibieron con su característica bonohomía y nadie nunca me preguntó mi filiaciones o ideas para darme oportunidades. Tuve la suerte de recibir el apoyo de la señora María Teresa Castillo -digna mujer de ideas avanzadas y amiga de los cubanos siempre-  y  mi primer trabajo fue precisamente bajo la dirección general de Román Chalbaud, un maestro al que todos respetamos.  También pude hacer largometrajes para las dos cadenas de televisión más grandes del país y también fundé junto a mi esposa la "Asociación Civil Yakarí para la integración y participación ciudadana" que se encarga de transferir la tecnología audiovisual a sectores desfavorecidos económica y culturalmente de la sociedad y gracias a este trabajo pude conocer algunas de las etnias más importantes de Venezuela, convivir con ellos y conocer su cultura.  Con Yakari tuve la oportunidad de acercarme a los refugiados saharauis que hace más de 35 años están aislados en el desierto del Sahara y con amigos españoles trabajé para la fundación de la Escuela de Cine del Sahara en pleno desierto. Nadie nunca entre estos grupos en los que estuve, me preguntó qué yo pensaba políticamente, ni sentí la necesidad de decirlo. Sólo trabajamos juntos por el audiovisual y por el crecimiento de gente que lo necesitaba.  Y eso es lo que pienso hay que hacer por el propio honor y por el honor de Venezuela. A mí nadie me incluye. Yo me incluyo sólo  en aquello que creo útil y bueno y no recibo nada que no me haya ganado con mi trabajo y mi talento, no necesito decir consignas ni aplaudir a nadie.

 No me interesa competir con nadie en cuestiones de ética profesional mucho menos en patriotismo. Yo sé lo que he hecho y cómo pienso actuar toda mi vida, pero primero que todo, voy a defender mi derecho a expresar mis opiniones y no permitir que persona, institución o partido me reprima o me segrege por ellas.  Por mi parte, no voy tampoco a criticar ni separar a  otro porque piense diferente de mí. Sólo voy a ver qué hace y cuánto de bueno tiene su trabajo, cuánto de honesto y limpio, sin oportunismo ni actitudes revanchistas. Así fue nuestra actitud durante todo el proceso de producción de DAUNA. Lo que lleva el río, equipo en el que estaban todas las tendencias de apreciación política que hoy conviven en nuestro país, con todos me llevé bien y siempre impuse el respeto para los que pensaran diferente. Ellos pueden dar fe de eso. 
Cuesta creer que aún existan personas que no entiendan el esfuerzo que requiere mantener al arte al margen de toda parcialidad política.  Personas que amparándose en un cargo se crean en la potestad de recriminar, denigrar, evaluar políticamente a los otros y de echarle en cara a los demás que son dueños de sus derechos y que todo lo que hacen desde sus cargos es una dádiva.  Qué poco favor le hacen a "su revolución"; qué poco leen la constitución que rige los destinos de todos. Qué baja capacidad de unir mediante el respeto y la convivencia.  Me da pena ajena, sólo eso.

2 comentarios:

Tu mensaje deberá esperar por el moderador del blog para ser publicado