Páginas vistas en total

viernes, 4 de enero de 2013

La imaginación y el recuerdo como talismanes contra el encierro


La imaginación y el recuerdo como talismanes contra el encierro


Regresamos de Madrid con cuatro maletas cargadas de libros, películas y  música y la añoranza de los dos años pasados en esa ciudad. Regresamos al encierro de Caracas, al miedo a la noche en las calles, a la paranoia y la inseguridad y desconfianza dentro de los bancos, pero resignados nuevamente a un encierro en una ciudad que queremos y agradecemos por muchas otras cosas,.

En medio de la preparación de una película, sólo nos alcanzó el tiempo para tirar nuestros tesoros en gavetas y estantes, pensando ordenar y clasificar en otro momento.  Sin embargo, anoche, una de esas noches de inicio de año en la que ya los amigos están hartos de uno y uno también harto de hablar, beber y comer, Isabel me propuso empiyamarnos temprano y sacar alguna película “de las viejas”. La propuesta fue: La escafandra y la mariposa de Julian Schnabel.  (Miral, Antes que anochezcaBasquiat) 


La compramos en una de esas ofertas del diario PÚBLICO por sólo un euro ( primera cosa a echar en falta en Caracas)  y, como otras tantas, esperaba su turno en la cola de películas "de piyama". Pero nos llegó la hora de regresar y La escafandra se quedó sin abrir.

Anoche puse la película en el reproductor, pensando que me iba a enfrentar a otra historia de un hombre parapléjico que hace alarde de su tremenda fuerza de voluntad para vivir y para defender su derecho a la muerte. No estaba especialmente entusiasmado, pero el plano inicial, las escenas iniciales me hicieron olvidarme inmediatamente de la sombra de Amenábar y su Mar Adentro ( no niego que me gustó la película y la actuación de Bardem, pero no quería  entrar de nuevo en ese tema en una noche de resaca) y me dejé llevar por el tremendo talento de Schnabel  quién, sin ñoñerías y situaciones lastimeras, presenta al protagonista solamente a través del parpadeo de sus ojos y el fluir de su conciencia, burlándose de todos, de él y empezando a descubrir su actual suerte.
Como tengo la costumbre de no investigar sobre las películas antes de verlas para no contaminarme, no sabía nada de la historia de Jean Dominique Bauby, por lo que Schnabel y ese magnífico actor que es Mathieu Amalric me fueron arrastrando hacia una de las historias más conmovedoras y aleccionadoras que puede presentar el cine.

No me gusta que me cuenten ni me contaminen, no lo haré yo a quienes me lean.  Sólo decir que deben ver esta película si quieren aprender a escapar de los encierros, entender que la imaginación y la memoria nos pueden liberar de la más férrea escafandra, aún en la más abisal profundidad.
No se pierdan una película con todos los ingredientes del drama y ni una sola concesión al melodrama cursi y lacrimoso. 

Sólo puedo asegurarles una cosa. Después de verla, difícilmente tengan algún momento de autocompasión y tendrán a mano las herramientas para escapar a cualquier sensación de encierro.

Les dejo el trailer
http://www.youtube.com/watch?v=ziuTNZwKbrk


          Nominación Oscar - Mejor Dirección de Fotografía
por La escafandra y la mariposa
         Nominación  Oscar- Mejor Director
por La escafandra y la mariposa
         Nominación Oscar - Mejor Guión Adaptado
por La escafandra y la mariposa
         Nominación Oscar - Mejor Montaje
por La escafandra y la mariposa
         Globo de Oro
         Mejor Director
por La escafandra y la mariposa
         Mejor Película Extranjera
por La escafandra y la mariposa
         Nominación - Mejor Guión Adaptado
por La escafandra y la mariposa
         Festival de Cannes
         Mejor Director
por La escafandra y la mariposa
         Mención Especial
por La escafandra y la mariposa
         Premios César
                  Mejor Actor
por La escafandra y la mariposa